100 años de Pudinga

La cremosa receta de éxito de Crespel & Deiters …

¿Conoce el sabroso y cálido aroma a vainilla de los pastelitos en la panadería? Entonces también conoce Pudinga, la revolucionaria crema en polvo de Crespel & Deiters. Pudinga consigue una consistencia cremosa y el tierno sabor a vainilla del relleno. La inventó el especialista en almidón de Ibbenbüren ya e el 1914. Pero la crema instantánea alcanzó realmente el éxito en los hogares alemanes en los años cincuenta, como postre, tartaletas de crema y similar.

Tan cremosa como el primer día

Pudinga – pronunciar ese nombre es como tener la crema en el paladar. A propósito, procede del indogermánico y significa algo así como «postre». Y a que el postre sea un éxito contribuye en gran parte Pudinga desde principios del sigo XX hasta el día de hoy. En el 1914 Crespel & Deiters registró en la oficina de patentes su crema en polvo con base de maíz en polvo con un tierno aroma a vainilla con el sabroso nombre de «Pudinga» como marca comercial.

Con esa nueva marca comercial propia la empresa tenía delante de sí un campo comercial innovador que tras superar los tiempos de necesidad de principios de la 1ª Guerra Mundial pasaría a ser uno de los pilares del desarrollo de la empresa. El gremio de panaderos descubrió con rapidez el genial producto con el que podían elaborar crema para tartas, pasteles y pastelitos con más rapidez y más cremosa. Las amas de casa alemanas también utilizaban Pudinga para que sus papas o sus postres fuesen más cremosos y tuviesen mejor sabor. Los negocios van bien. Crespel & Deiters suministra desde Ibbenbüren a panaderías y negocios de toda Alemania. A partir del 1950, en los primeros años de disfrute tras la 2ª Guerra Mundial, la producción de Pudinga se vio sometida a un crecimiento veloz. Pudinga se utilizaba en casi todos los hogares alemanes. Y en las panaderías y pastelerías la crema en polvo ayuda a satisfacer la alta demanda de pasteles y tartas.

Mucha estrategia y más vainilla

Una reforma en la Ley sobre alimentos en el año 1960 impulsó una caída en las ventas de Pudinga. Pues las nuevas disposiciones sobre la declaración de los colorantes sintéticos afectan también a su composición. Crespel & Deiters reacciona sin demora y cambia de estrategia con el desarrollo de una nueva receta sin obligación de declaración al utilizar el colorante meramente vegetal «Vanillegelb veget.» La nueva calidad natural con un aroma a vainilla más fuerte es aceptada con rapidez por el mercado. A partir de mediados de los años sesenta la competencia aumenta sus ventas de productos instantáneos en polvo. Crespel & Deiters responde con una diversificación de sus productos. En base a lo cual se introduce en el 1972 «Pudinga Blitz» una crema en polvo que se puede preparar en frío.

Más de 100 años de base para el gremio de panaderos

Casi nadie podía creer en el 1914 que Pudinga sería inmortal. Pues sigue formando parte del equipamiento básico de una buena panadería. No importa si dentro de los pastelitos de vainilla, los pastelitos o de las caracolas de puding: Con su garantía de buenos resultados, su inconfundible sabor y la excelente consistencia Pudinga lleva más de 100 años suministrando la base de la tradición artesana y la creatividad de los panaderos y pasteleros. Actualmente Pudinga es elaborada por el especialista en alimentación Loryma, una empresa del grupo empresarial Crespel & Deiters.