Junto con nuestros clientes creamos productos funcionales a base de trigo que aportan mayor eficiencia, rendimiento y calidad a los más diversos sectores e industrias.

Fuerza y variedad de la naturaleza.

La materia prima sostenible del trigo constituye la base de nuestro trabajo. Surgido de la luz solar, la tierra, el agua y las semillas, el trigo conjuga las fuerzas ligadas de la naturaleza. Esta vitalidad y fortaleza se muestra en cada una de nuestras soluciones. Soluciones que surgen de ideas innovadoras e impulsan a nuestros clientes. Pues el objetivo de nuestro trabajo es aprovechar las posibilidades del trigo para desarrollarlas y mejorarlas para el cliente. Esta concentración en lo esencial ha convertido a Crespel & Deiters en uno de los especialistas líderes en Europa de productos a base de trigo y de las soluciones con ello relacionadas.

El trigo es nuestra base para el desarrollo de productos de alto rendimiento. Reutilizamos completamente los ingredientes del grano de trigo y aprovechamos todos sus componentes. Porque cada componente tiene sus propiedades y posibilidades de aplicación.

El almidón de trigo forma, por ejemplo, geles resistentes y firmes, es altamente estable procesado y tiene múltiples opciones de uso, gracias a sus propiedades, en el sector alimentario y no alimentario.

El gluten de trigo, la proteína del trigo, tiene una importancia central para las propiedades de panificación y mejora además la calidad fisiológica nutritiva de los alimentos.

En primer lugar se muele el trigo. El endospermo del trigo se divide luego en sus componentes agregándole agua fresca de manantial y energía. Mediante cribado y centrifugado se obtienen almidones, proteínas, fibras y extractos de trigo. Los productos así obtenidos se refinan especialmente para nuestros clientes en otros niveles más de procesado como mezcla, extrusión y modificación para dar lugar a productos de alta funcionalidad.

En primer lugar se muele el trigo. El endospermo del trigo se divide luego en sus componentes agregándole agua fresca de manantial y energía. Mediante cribado y centrifugado se obtienen almidones, proteínas, fibras y extractos de trigo. Los productos así obtenidos se refinan especialmente para nuestros clientes en otros niveles más de procesado como mezcla, extrusión y modificación para dar lugar a productos de alta funcionalidad.

Fuerza y variedad de la naturaleza.

Surgido de la luz solar, la tierra, el agua y las semillas, el trigo conjuga las fuerzas ligadas de la naturaleza. Esa variedad y fortaleza se muestran en cada una de nuestras soluciones. Soluciones que surgen de ideas innovadoras e impulsan a nuestros clientes.

Sostenible.

El trigo es una materia prima natural renovable. La naturaleza nos provee con infinitos recursos para el desarrollo de nuestra gama de productos. Hacemos todo lo posible para aprovecharlos lo mejor posible y cuidar el medio ambiente. Por eso hemos determinado estrictos estándares y reglamentos y normas en lo relacionado con su origen, su adquisición y su procesamiento. Más en Calidad y medio ambiente

La utilización de tecnología moderna y de un reciclaje eficiente del agua puedo reducir, por ejemplo, el consumo de agua fresca en los últimos diez años a menos de la mitad. Además, la energía eléctrica y térmica se obtiene mediante el acoplamiento potencia-calor de gas natural de forma eficiente y muy rentable.

Eficiencia.

La eficiencia útil de la materia prima es muy importante. Optimizando la eficiente de producción y de las instalaciones en el Grupo empresarial Crespel & Deiters utilizamos el 99 % del grano de trigo.

Gracias al permanente control de calidad durante todo el proceso de producción podemos disminuir las variaciones cualitativas intrínsecas de la materia prima natural y crear productos de fiabilidad constante.

Regional y sin transgénicos.

Para la elaboración de nuestros productos utilizamos solamente trigo de la UE, que procede como mínimo al 75 % de cosecha alemana. A la vez, así podemos garantizar un suministro fiable y continuo con materia prima. Para nosotros es importante disponer de un alto porcentaje de trigo regional, para mantener las vías de transporte y las emisiones lo más cortas y bajas posible.

El trigo de la UE se caracteriza por su alto contenido de nutrientes, en forma de aminoácidos, ácidos grasos insaturados y fibras alimentarias, proteínas muy digestivas, sustancias minerales, vitaminas y carbohidratos. Con ello nos ofrece la base óptima para nuestros productos funcionales y de alta gama. Asimismo, el trigo de la UE no tiene transgénicos, garantizado, y puede sustituir a los ingredientes transgénicos en el pienso.